Experiencias Au Pair

Alguna de nuestras au pairs nos han contado su experiencia como Au Pair en Familias de Acogida en Europa.

Au Pair Escocia, Reino Unido, verano 2015

Clara Martin AuPair Escocia, Reino Unido 2015 webClara es un malagueña de 21 años que nos cuenta su experiencia au pair en el verano del 2015 en Aberdeen, Escocia. Como nos ha contado tanto he decidido crear un post solo con su experiencia AuPair. Espero que os guste.

 

 

 

Au Pair Austria, María José, Marzo 2015-Marzo 2016.

Experiencias Au Pair

Au Pair Austria, Maria José.

María José está a punto de terminar su estancia como Au Pair en Austria de un año. Parece que fue ayer cuando trabajábamos en su colocación. Sois pocas las chicas que solicitáis Austria como país de destino para aprender Alemán y, por las condiciones del programa au pair en Austria, es más que recomendable. Por ello he pedido a María José que me  hable de su experiencia, a ver si animo a otras chicas a viajar a este país tan bonito y amable.

Te apetece leer su experiencia? sobre las costumbres en Austria? He creado un enlace solo para su historia pues creo que merece la pena.

 

Au Pair Reino Unido Verano 2015, Paula F.

Paula F Au Pair Verano Reino UnidoMi nombre es Paula Fernández  y soy de Lleida, tengo 19 años y el verano pasado realice mi primera experiencia Au–pair. Mi estancia fue en Edimburgo, escocia,  y estuve allí aproximadamente un mes y medio. La familia de acogida estaba formada por los padres, dos gemelos, chico y chica que tenían 12 años y una niña de 5 años.

La familia vivía en una casa muy bonita cerca del centro, mi habitación era grande y espaciosa. Un día típico de mi rutina entre semana consistía en levantarme a las 8, cuando los padres se iban a trabajar, daba el desayuno a los niños y dependiendo del día los llevaba a las actividades correspondientes que tenían que hacer: hockey, natación… Cuando no tenían actividades que realizar la  madre de la familia me dejaba decidir dónde quería llevarlos, normalmente los niños elegían el parque o quedar con otros niños de su edad y hacer “play dates”, después llegábamos a casa y comíamos, los padres siempre me dejaban comida preparada la noche anterior.

A las dos llegaba su madre de trabajar y entonces yo tenía la tarde libre y entonces quedaba con mis amigas, también Au-pairs, para explorar la ciudad, normalmente les preguntaba a qué hora querían cenar para llegar y cenar con ellos, es muy importante adaptarse a la familia y que ellos vean que muestras un cierto interés en sus tareas y hábitos familiares.

Los fines de semana los tenia totalmente libres, y aprovechaba para hacer turismo con misPaula F Au Pair Verano Reino Unido Edimburgo amigas.

La familia me acogió de maravilla, el primer día estaba muy nerviosa y no sabía muy bien lo que me iba  a encontrar pero tuve la suerte que fueron muy agradables conmigo y me hicieron una fiesta de bienvenida con todos sus amigos. Habituarme a la rutina familiar no fue difícil, tarde una semana aproximadamente en adaptarme a ellos.

Gracias a la agencia pude hacer muchos amigos, con los que sigo en contacto y echo mucho de menos. Fue una gran suerte encontrar a gente con mis mismos intereses para salir y viajar por Edimburgo y sus alrededores.

La familia me invito a ir con ellos un fin de semana a las Highlands,  una región situada al norte de escocia donde ellos tenían una casa de montaña, fue un fin de semana estupendo donde pude disfrutar de la naturaleza y conocer un poco más de ellos .

La cultura del país  obviamente es diferente pero siempre está bien conocer otras formas de vivir,  personalmente disfrute conociendo sus tradiciones.

Las dificultades que yo me encontré alguna vez  fue entre los niños  cuando se pelaban, es difícil imponerse;  Lo mejor que recuerdo es el poder vivir en otro país conocer el día a día de otra familia, para mejorar el inglés es ideal y realmente al final estaba  tan integrada que hasta pensaba en inglés.

Las diferencias que puedo ver en el programa Au pair España con el Au-pair Europa probablemente es que en España no hay tanta tradición de tener una Au-pair en casa y no hay tantas chicas o chicos con los que contactar, también vi que la familia me daba mucha libertad en el día a día.

A todas esas personas que se estén planteado realizar una estancia Au-pair yo lo recomiendo cien por cien, no solo conoces una nueva cultura y haces nuevos amigos sino que también te abre mucho la mente.  Mi experiencia no podría haber sido mejor, sigo en contacto con mi familia y no dudaría en volver.

PD Paula ha sido familia-hermana de acogida en España durante bastantes años. He de reconocer que me hizo mucha ilusión que se pusiera en contacto conmigo para realizar el programa au pair en el extranjero. Ahora mi posición era otra, buscar la mejor familia de acogida para ella en Reino Unido:-)

Au Pair Reino Unido Verano 2015, Sofía de la F.

AuPair Verano 2015 Sofia de la F 1 CHola!!! Me llamo Sofía, tengo 23 años y este pasado verano (junio 2015) decidí irme de Au pair durante los tres meses que tenía libre.

En un primer momento dudé si irme con agencia o por libre, pero después de la experiencia, aconsejo claramente que con agencia, ya que tanto en España como en el país de destino tienes alguien a quién acudir ante cualquier problema.

Tras hablar con un par de familias que me proporcionó Laura, algo que considero muy importante para no llevarse sorpresas, decidí quedarme con la primera familia, que vivía en Stirling (Escocia). Era una zona del Reino Unido en la que nunca había estado y, además, todo el mundo me había hablado muy bien de ella. El único aspecto negativo que encontré de la zona fue el clima, ya que es muy diferente al de España y los días tan grises y lluviosos acaban deprimiéndote en algunas ocasiones.

 

En mi familia éramos 5, el padre, escocés; la madre, americana; y dos niñas, de 4 y 11 años respectivamente. AuPair Verano 2015 Sofia de la F 2 CVivíamos en una pequeña casa a unos 25 minutos del centro, por lo que les pedí una bici para moverme por la ciudad. Era una familia muy alegre y siempre se preocupaban por si estaba bien y me sentía cómoda en casa.

Cuando llegué, pasé unas semanas solo con el padre y las niñas, ya que la madre estaba trabajando fuera, por lo que tuve que trabajar más horas de las que me habían establecido. Pese a eso, la acogida fue buena. También debo agradecer a la au pair que tuvieron antes, ya que coincidimos un día y me ayudó, aunque reconozco que los primeros días son duros, sobre todo por el idioma, pero poco a poco te vas acostumbrando.

Respecto a la rutina en la casa, durante el tiempo que estuve coincidí un par de semanas en período lectivo, así que tenía que ir a buscar a la pequeña al colegio a mitad de la mañana (hasta las 11 no empezaba mi día), prepararla el “lunch” y estar con ella hasta que llegasen alguno de los padres, generalmente la madre sobre las 5 de la tarde. En los ratos que la pequeña se entretenía, aprovechaba para pasar el aspirador y tender la ropa, únicas labores que tenía que hacer. Algunos días, cuando la mayor llegaba del colegio, les preparaba la cena, pero días puntuales. Durante las semanas de vacaciones, tenía que estar de 9 a 6 con la niña pequeña. La mayoría de los fines de semana los tenía libre, los cuales aprovechaba para salir y viajar.

AuPair Inglaterra Verano 2015 Sofia de la F 3Durante mi estancia en Escocia conocí a otr@s au pairs, con quienes viajé y conocí diferentes zonas del país. Creo que es muy importante tener a un grupo de personas fuera de la familia, para que en los días más duros, puedas desconectar y disfrutar de tus ratos libres. La mayoría de las au pair que conocí fue también gracias a la agencia, que organizaba quedadas. Con la familia no realicé ningún viaje.

La cultura, creo fue uno de los aspectos que más me costó, sobre todo el tema de la comida. Los hábitos y horarios de la familia eran muy diferentes y me resultó difícil adaptarme. Algo muy positivo de Escocia es la personalidad de la gente, puesto que los escoceses son muy amables y siempre están dispuestos a ayudar.

Si estás dudando en irte de au pair, te recomendaría que vivieses esta experiencia, sobre todo si te gustan los niños. Además de mejorar otro idioma, es una buena oportunidad para vivir en el extranjero y ver de cerca la cultura y costumbres. También te aconsejo que vayas con la agencia, es una de las mejores opciones, siempre puedes contar con alguien. Laura te explicará cada paso y te ayudará con todo.

Espero que os sirva de ayuda mi pequeño resumen de estos tres meses tan intensos e inolvidables.

Un saludo,

Sofía

Au Pair Reino Unido, Lucia P. Londres. Julio 2015 – Julio 2016

 

Au Pair Lucia Londres 2015-2016 ServiHogar Agencia Au PairMi nombre es Lucia. Tengo 22 años y vivo en Elche (Alicante). Cuando finalicé mi grado en educación tuve claro que el siguiente paso era viajar al extranjero para conocer nuevas culturas, hacer nuevas amistades, y como no, mejorar mi inglés. Ahora me encuentro en Londres desde el 22 de Julio. Antes de venir estaba realmente asustada. Todo me daba miedo: ¿Encajaré con la familia? ¿Me querrán los niños? ¿Haré nuevos amigos?. Pero ahora que llevo aquí ya 4 meses puedo decir que ha valido la pena.

Yo vivo en Esher, un pueblecillo a 20min del centro de Londres, en una casa fantástica. Mi habitación es muy grande, y tiene baño propio (cosa que aconsejo ante todo). Mi familia tiene dos hijas, una energética niña de 3 años, y un encantador bebé de 11 meses (7 cuando yo llegué). Yo pensé que iba a ser difícil poder manejar a dos niñas tan pequeñas yo sola. Y no os voy a mentir, al principio lo fue. Las primeras semanas fueron complicadas. La niña mayor no quería estar conmigo, siempre decía que prefería a la anterior au pair y que quería que me volviese a mi casa. Pero eso solamente duró unas semanas. A día de hoy ella me quiere muchísimo. Me llama “big sister” y en mi tiempo libre siempre pregunta por mi, incluso a veces llora cuando dejo la casa para irme con mis amigos. En cuanto a la bebé, es la alegría de cada día. Siempre está feliz y cuando me ve se le pone una sonrisa de oreja a oreja.

La familia es fantástica. Desde el primer día me ayudaron en todo: a hacerme la cuenta del banco, a manejarme con el transporte, incluso me compraron una bici para que pudiese moverme por mi sola. Han conseguido que esta sea también mi casa y que me sienta como en mi propio hogar. Siempre que hacen planes me invitan a unirme a ellos, cosa que me hace sentir una más.

Los días aquí pasan muy rápido y nunca tienes tiempo para aburrirte. No fue nada difícil acostumbrarme al día a día, porque llevan unas rutinas muy marcadas y se aprenden fácilmente (todos los días son iguales). Es cierto que la primera semana es siempre desastrosa, pero es normal si pensamos que estamos aprendiendo a llevar la vida de otras personas, en otro país y con otra lengua. Pídele a la familia que sea paciente, y pon todo de tu parte para aprender rápido.

Conocer gente aquí es una de las cosas más fáciles. Al menos en mi pueblo prácticamente todas las casas tienen au pair. Además existen millones de grupos de FB que te ayudan a conocer gente. Es interesante que conozcas gente de todos los países, y no solo del tuyo. Además, otro consejo es que viajes todo lo que puedas, ya que una vez vuelvas a España, no lo podrás hacer.

El idioma puede ser lo más complicado. Los primeros días da la impresión de que no entiendes nada y te cuesta muchísimo comunicarte. Incluso las cosas que sabes se te olvidan (siempre por los nervios y la presión). Pero aunque no te des cuenta, cada día vas mejorando, y llega un día que puedes comunicarte sin ningún problema (siempre y cuando estudies y te lo tomes enserio, nada de ver películas ni leer libros en español, tu mente tiene que cambiar por completo al inglés).

En definitiva, se que esta experiencia va a ser una de las mejores de mi vida. Aquí disfruto como no lo he hecho nunca. Cada día te trae nuevas aventuras, y este país nunca deja de sorprenderte. Por ello, os animo a todos a que viváis todas las emociones que estoy viviendo yo.

PD: Lucia se fue a pasar 6 meses, ha decidido alargar su estancia otros 6 meses. 🙂

Au Pair Reino Unido LorenaAu Pair Reino Unido Enero 2014, Lorena L.

Hola! Soy Lorena, tengo 22 años y soy au pair en Escocia desde hace tres meses. Llegué en enero y volveré a España en agosto para continuar estudiando.

Vivo con una familia maravillosa, cuido a un niño de 5 años y a una niña de 4, hace dos meses nació un precioso bebé, del cual se ocupa la madre, yo la ayudo por mi propia voluntad, no porque deba hacerlo. Un día normal en mi casa es fácil, por las mañana trabajo desde las 06.45 hasta las 9, los ayudo en el desayuno y a que estén listos para ir al colegio y por las tardes desde las 4 hasta las 7, cuando los niños regresan del colegio les ayudo a hacer la tarea, juegos con ellos un poco, soy la encargada de poner la mesa para el tea, después del tea los baño y ven media hora TV y a las 7 es van a dormir.

La familia me acogió muy bien cuando llegué, me han ayudado mucho a adaptarme a este estilo de vida, ya que todo es bastante distinto que en España. A la rutina me habitué fácil, porque como os he contado no es muy difícil, también me he habituado a los horarios y a las comidas, no se come como allí en España, pero en mi casa al menos no se come mal. 🙂

Aquí he conocido mucha gente, entre ellos algunos au pair, salimos todos juntos, hacemos viajes y exploramos Escocia. La verdad es que es un país precioso. También he viajado con la familia por Escocia.

La vida aquí en Escocia es distinta, en mi opinión, ni mejor ni peor que en España, simplemente otro estilo de vida, aunque quizás nos saquen ventaja en algunos temas. Para mi lo peor con diferencia es el clima, no se pasa frío, porque todas las casas y locales están adaptados para ello, pero cuando sales a la calle y el cielo siempre ( o casi siempre) está oscuro, no gusta mucho. A veces sale el sol y de repente empieza a llover, creo que es para que no nos olvidemos donde estamos. 🙂

Para mi aquí lo mejor es la familia que me ha tocado y no solo los niños y los padres con los que vivo, sino también los abuelos son personas maravillosas que me tratan como a una nieta mayor. Por supuesto, los amigos que he hecho aquí y todos los lugares que estoy descubriendo cada vez que viajo.

A las personas que han decido ser au pair les diría que es la mejor decisión que han podido tomar, porque no solo mejoras el idioma de forma asombrosa en poco tiempo, sino también te formas como persona, conoces otra cultura y otro estilo de vida. Yo volvería a vivir esta experiencia otra vez, aunque para mí aún no ha acabado, pero creo que es una oportunidad magnifica para salir del país de forma económica.

En cuanto a la agencia, yo he quedado encantada, Laura es maravillosa y no para hasta encontrar una familia que se adecue a tí. Las pautas que recibí para el proceso y el trato no pudieron ser mejores. Para mí la mejor opción para ser au pair y encontrar una buena familia es mediante agencia, que se ocupan directamente de tí y puedes llamar para preguntar, que desde mi punto de vista siempre es mejor que mediante e-mail.

Espero que os sirva de ayuda mi experiencia y no dudéis en iros al extranjero por un tiempo, es una experiencia maravillosa.

Un saludo,

Lorena Lara

PD: la foto es en el monumento a Williams Wallace (Stirling)

 

AuPair HOLANDA Sofía P. – Diciembre 2013 – Julio 2014

 

AuPair Holanda Sofia P.T..Me fui a Holanda del Sur, con 21 años, el 5 de diciembre del 2013, pasando las Navidades allí para ya desde un principio conocer otras formas de vivir dentro de Europa. Con la oportunidad de vivir la experiencia de 8 meses. Me fui gracias a la agencia ServiHogar.org, gracias a Laura que me atendió de maravilla y con mucha cercanía y confianza desde el principio y sobre todo sinceridad cosa que agradezco un montón.

La agencia te proporciona muchas ayudas no siempre hay que pensar en el dinero “bueno como aquí no me cuesta dinero me voy a este otro sitio” pues no siempre es acertado, sobre todo cuando hablamos de una primera experiencia, siempre es mejor ir con una persona que puede proporcionarte la seguridad y confianza sabiendo que te vas lejos de tu familia por una larga temporada.

En la familia eran el padre, la madre y dos niños de 9 y 6 años. Contando conmigo eramos cinco en la casa.

La familia, desde el principio, me aseguró que me tratarían como uno más de la familia y así fue. Desde el primer día fui una más. En mi familia somo muchos y no se si es por lo a gusto que estaba o por el desapego que nos han inculcado siempre mis padres, dejándonos viajar tanto y subiendo y bajando de un lado para otro en campamentos y experiencias. La verdad, nunca tuve mamimitis ni nada por el estilo. Es más, gracias a esta experiencia, he podido valorar a mi familia y he aprendido a ser yo misma, valorarla y quererla más y mejor.

Os contaré un día típico con mi familia de acogida. ¡No existe un día típico! Cada día es un día nuevo y diferente, no sé en otros países, pero comparándolo con España los horarios escolares son muy diferentes. En Holanda los niños empiezan a las 8 de la mañana, en esto no hay diferencia con España, pero la salida escolar es un día a las 12:00h otro a las 13:00h y otro como un “día largo” (así lo llamaban ellos), salían a las 15:00h. Que por cierto, los “días largos” eran los mejores, porque era cuando más tiempo libre tenía para mí.

En mi caso, solo me levantaba para vestir a los niños y ayudar en el desayuno a la familia: les preparaba la sandwichera y despedía desde la puerta a toda la familia.

Entonces, dependiendo del día y la organización, recogía el cuarto de los niños, hacía mi cuarto, la colada, el baño de los niños y mío, limpiaba la cocina, hacia la compra de cosas puntuales e incluso le dedicaba un poco de tiempo a mis amigas o estudiar…

 

AuPair Holanda Sofia P.T.A la hora de recoger a los niños montaba en mi súper bici y me iba a por ellos al cole que lo tenía a tres minutos. Este era uno de mis momentos favoritos, estar esperando con todos los padres, y en cuanto salían los niños te buscaban moviendo la cabeza como locos y en cuanto te veían salían corriendo a por ti con algún dibujo o alguna tarea del cole a abrazarte y a enseñarte lo que habían hecho. Montábamos en la bici y a casa, mientras que cantábamos o hacíamos carreras o simplemente veíamos nuestro recorrido de arboles verdes.

En Holanda se come sobre las 12:30 h por lo que normalmente ya estábamos comidos todos y empezaba la tarde. Allí los los niños no tienen deberes excepto cuando van siendo más mayores, en el caso del niño mayor (9 años) le mandaban una tarea para toda la semana y solía ser un dibujo o una redacción muy cortita. Por este motivo tenía invitados en casa casi todos los días o bien los niños se iban a casa de sus amigos, que se convertía en un punto a mi favor, ya que me quedaba toda la tarde libre.

Se cena a las 18:00h y los niños están acostados a las 8 por lo que desde esa hora podía hacer lo que quisera: quedar con mis amigas o hacer skype, etc.

Gracias a la libertad que he tenido y de la forma e qué me organicé moviéndome por grupos de facebook como por ejemplo “Au pairs en Holanda” conocí a mucha gente y viajé mucho. Me hice dos grandes amigas que fueron como mi mayor apoyo en muchas cosas y fueron mis mejores amigas durante mi estancia. No me gusta perder las amistades, y si son buenas, menos aún, por lo que mantengo relación con ellas y me gustaría seguir manteniéndola.

Los que me conocen, me consideran, y no lo niego, un “culo inquieto” y es que me encanta viajar, conocer y ver nuevas cosas y experiencias, así que entonces, siempre que pude aproveché para viajar y conocer algún nuevo lugar de Holanda o Alemania. ¡Solía ahorrar mi dinerillo de la semana o el del mes para luego hacer el viaje! También tuve la oportunidad de viajar con la familia, ya que tenían una casa en la playa, que desde luego no son como las playas de España con solazo, ni mucho menos, pero es playa y a mi por lo menos me encanta y, aunque sea con bufanda y chaqueta, daba paseos por la orilla y disfrutaba casi igual. Este lugar estaba en Bélgica, conocido como uno de los lugares más caros, y desde luego lo era. Se trata de Knokke y os puedo asegurar que no había persona que pasara por mi lado y oliera a persona limpia y perfumada con sensación de frescura. Desde luego es un sitio para ver pero no para consumir… ¡Yo al menos menos no me lo podía permitir!

Hablando de la cultura del país como algo puntual, en primer lugar diré que su forma de ser es mas fría y son poco expresivos, pero por el contrario son muy directos cuando tienen que decirte algo. En Holanda tienen horarios de comida al estilo anglosajón. El desayuno (las 7 de la mañana) se toma algo salado o dulce segun los gustos; la comida a las 12-12:30h y ligerita, algo así tipo sandwich; sin embargo la cena (a las 18:00h.) es más bien recargada. La comida y los transportes, sin duda, es lo más caro, pero en compensación tienen muchísimas ayudas para los jóvenes y estudiantes. Mi familia me sacó la tarjeta especial que obtenía un 40% en todos los trasportes para moverme por todo el país. Las familias Holandesas no son como las Españolas respecto a la unión familiar. Se ayudan, pero no como la familia Española… No sabría ponerte un ejemplo muy claro, pero los holandeses están acostumbrados a que sus hijos a partir de los 18 años sean independientes viviendo solos, ya que el estado les proporcionan las ayudas. Como decía Carlos, que era el padre de la familia en la que trabajaba, el Estado era el papá y la mamá de todos los ciudadanos, y estaban mentalizados de que si el Estado no podía ayudar, su propia familia menos. Los Holandeses, por el hecho de estar donde están, geográficamente hablando, rodeado de países con diferentes idiomas, hablan entre 3 o 4 idiomas, y el Español está entre ellos, mucha gente conoce o sabe español y por supuesto todo Holandés se vuelve loco por los Españoles ¡o más bien ellos por las Españolas jajaja…!

Como ya he comentado, no tuve ninguna dificultad en adaptarme. De los recuerdos no puedo escribir, porque son tantos que no acabaría nunca de escribir. Me esforcé en valorar el tiempo, la lluvia, las nubes, los buenos momentos con los niños -que son ahora parte de mi vida-. Del olor de las calles, de las caras de la gente, de la maravilla de los trenes, que tenían un toque antiguo que me encantaba. La capacidad de decorar las calles según el tiempo, con flores o sin ellas, pero siempre de colores especiales. Nunca olvidaré cuando los árboles no tenían hojas, solo estaban las ramas y de aspecto desnudo, pero hasta esa desnudez era bonita. La gente siempre súper amable y encantadora. Os seré sinceras, solo una cosa que me costó muchísimo: en la calle donde donde vivía había muchas palomas y pájaros, y tengo cierta repugnancia hacia las palomas, y tuve que aprender a convivir con ellas.

Yo repetiría, a demás repetiría una y otra vez, de familia en familia y de país a país, pero lo cierto es que no me puedo dedicar unicamente a esto. La vida también corre y debo pensar en mi futuro en general.

Estoy segura de que todos os hacéis la pregunta de si realmente aprendí inglés, que es lo que todas van buscando, y sí, claro que se aprende, yo cuando más amprendí fue en mis viajes de fin de semana, cuando viajaba con gente de diferentes países, yo le llamaba “Curso intensivo”, porque no os hacéis una idea de lo que aprendía. Por supuesto, hay que tener ganas de querer aprender, si no nunca lo harás. ¡Incluso, aprendí hasta algo de Holandés! Sobre todo cositas para corregir a los niños y sus amigos…

Si estás dispuesta a vivir esta increíble aventura, te recomiendo que seas disfrutón de la vida. Es lo mejor que te puedo decir.

Sofía tiene un canal de YouTube donde publicó algunos vídeos durante su estancia.

https://www.youtube.com/channel/UC_aEaltWO3aS1r0BasfUzdA


 

 Alicia Au Pair HolandaAu Pair Holanda 2013, Alicia.

Me llamo Alicia, vivo en Algeciras y tengo 26 años.

Me fui de au-pair el 27 de marzo de 2013 a Geleen, una pequeña ciudad de Holanda,con 25 años. Estuve 4 meses exactos, aunque mi estancia iba a ser de un año, pero me llamaron para trabajar en España y tuve que volverme.

Mi familia de acogida era un tanto especial, la madre es holandesa y el padre peruano, tienen dos niños de 5 y 8 años, pero los niños nunca habían vivido en Holanda. Ellos vivían en Miami (EEUU) por el trabajo de sus padres y hacia solo dos meses que se habían mudado a Holanda, asi que eran como yo, descubriendo una nueva ciudad y un nuevo país.

Un día típico en mi casa holandesa era levantarme temprano, arreglar a los niños, desayunar y prepararlos para ir al colegio. Luego el tiempo era libre, podía estudiar o limpiar mi cuarto. Después recogía a los niños, los padres trabajaban asi que podía hacer con ellos cualquier cosa; estar en casa, ir al parque, etc. Cuando se iba acercando el verano, los niños tenían clases extra-escolares y tenia que llevarlos. Además eramos socios de un club social al que podíamos ir todas las tardes.

La familia me acogió muy bien, tanto que parecía la hija mayor, estaban acostumbrados a tener niñeras para los niños y me cuidaron en todo momento, fue muy fácil habituarme a vivir allí.

Durante mi estancia de au-pair conocí a varias chicas, una española, una chica colombiana, que vivían cerca; una chica rusa y otra china. En mis días libres quedábamos para vernos. Mantengo el contacto por facebook con todas, pero con la chica rusa tuve mucha mas relación, porque era la au-pair de los primos de mis niños. Tanto es así que sus vacaciones de verano las pasó en mi casa, en España.

Como mi familia tampoco conocía mucho el país, intentábamos salir todos los domingos a conocer algo típico de Holanda. Las ciudades mas cercanas, monumentos o parques de atracciones.

Además estando en Holanda tuve la suerte de poder viajar con ellos, íbamos de viaje varias veces a Alemania y a Bélgica, ya que son países muy cercanos.

Sin embargo lo mejor es que me invitaron a pasar sus vacaciones de verano en París y a su casa de verano en la playa de Bélgica.

Los holandeses son en su mayoría personas muy respetuosas y educadas. Mi ciudad era pequeña y casi todos se conocían, era la única extranjera de la ciudad.

La mayor dificultad para mi era el tiempo. Soy del sur de España y estoy acostumbrada al sol, y al llegar allí casi siempre llovía, y si salia el sol al rato volvía a llover. Además sobre las cinco de la tarde ya era de noche. Y los bares y las tiendas cerraban y las calles estaban desiertas. Con lo cual, acostumbrada al sol de Andalucía, para mi fue difícil.

La verdad que mi experiencia fue increíble, la familia me trato genial, era como una hija para ellos y una hermana mayor para los niños. Mi mayor experiencia fue aprender tantas cosas de aquel país, conocer gente nueva, y sobre todo viajar a tantos países.

Gracias a la agencia pude encontrar esta familia de 10. Hablé con varias familias antes de encontrar la adecuada.

No tenia ni idea de como embarcarme en esta aventura, pero gracias a Laura, que la llamaba casi todos los días, porque tenia mil dudas. Todo salio perfecto.

Yo recomendaría ir a través de la agencia, ya que te sientes mas segura y confiada. Ademas al llegar al país de destino, la agencia extranjera se pone en contacto contigo.

En mi caso me mandaron un regalo de bienvenida, estábamos en contacto por correo para rellenar cuestionarios y realizar quedadas con otras chicas au-pair.

Además mi familia solo quería chicas de agencia ya que ellos también se sienten mas seguros y tienen una fiabilidad de saber con quien dejan a sus hijos y quien esta viviendo en su casa.

Para mi fue una gran experiencia y aunque estuve poco tiempo me llevo muy buen recuerdo, desde mi primera llamada a la agencia de au-pair hasta el día que tuve que volver a España. Sigo manteniendo el contacto con la familia y con las chicas que conocí allí.

Experiencia recomendable 100%.

Alicia González Rivas.


 

Au Pair Holanda 2013, Deborah.

Au Pair Holanda Deborah UtrechHola, me llamo Deborah tengo 24 años y he sido au pair en Holanda. Empecé mi experiencia au pair en Agosto del 2013. Esta experiencia debía de haber durado un año pero he decidido dejarlo antes porque yo he sido au pair en una familia española que está muy bien para poder comunicarse, pero mi inglés (que es por lo que yo decidí ser au pair)no mejoró dentro de la casa. Esto me hacía no sentirme bien y me frustraba. Por eso decidí dejar mi experiencia au pair. Actualmente sigo en el país porque me parece un país genial para vivir y para mí, que estudie laboratorio es un país que me puede brindar más oportunidades que España actualmente. Mi host family tiene dos niños: Alejandro de 3 años y Charlie, un bebé que ahora tiene 9 meses pero que cuando yo llegué solo tenía 1 mes y medio.

Un día típico en la familia era levantarse en la mañana cambiar al bebé y hacerle el biberón, vestir a Alejandro y darle de desayunar. Sobre las 9-10 era momento de jugar con ellos, ir a dar un paseo,…Tomabas el lunch sobre las 12-13 y seguías jugando o haciendo alguna labor de la casa (si te lo podías permitir con los niños). Sobre las 5 p.m se empezaba a hacer la cena para cenar a las 6 (los horarios de las comidas son diferentes). A las 7 p.m. al bebé se le llevaba a la cama y sobre las 8 p.m. a Alejandro. A partir de ese momento la au pir estaba totalmente libre para salir, ir al gimnasio, estar en su cuarto, ver la tele…

Au Pair Holanda DeborahLa familia de acogida me acogió muy bien y se preocupaban mucho por mí porque mis comienzos fueron difíciles. Yo nunca había salido de España ni había estado lejos de mi familia tanto tiempo pero poco a poco conoces a más personas, te acostumbras a la vida aquí y los días “malos” que al principio son muchos van disminuyendo. Aquí he conocido más au pair españolas y de otros países como Sudáfrica, Francia… También he conocido más gente que no son au pair pero que viven aquí y poco a poco creas un grupo de amistades que se puede considerar como una gran familia.

Si he viajado por Holanda, comparado con España es un país “pequeño”, además tienen un montón de cosas que visitar; una ciudad en miniatura en Den Haag, el parque más bonito del mundo (Keukenhof),… También es fácil visitar otros países por cercanía como Bélgica, Alemania, Dinamarca… Yo vivo en Utrecht que está situado en el centro del país y es una ciudad preciosa que todo el mundo debería visitar. El problema de viajar por Holanda es que el transporte es caro y a aveces es necesario ahorrar para hacer algunos viajes. Mi host family se ofrecía a llevarme a sitios de Holanda y a conocer otras ciudades pero nunca fuí con ellos porque prefería ir con la gente que he conocido aquí. A ellos les parecía bien y lo entendían e incluso me recomendaban sitios que visitar.

Sobre la cultura creo que al principio es difícil habituarse porque la vida es bastante diferente comparada con España pero una vez que te habitúas se puede decir que es mejor que en España. Para mí lo más difícil fue los horarios de comida ya que al mediodía ellos realizan “una pequeña comida rápida” y hasta las 6 p.m. no se realiza una comida importante pero que es la última del día, es decir, aquí no se cena. Se come tarde.

También se nota mucho la falta del sol, es decir, yo nunca he visto aquí un día de sol como los de España. Hace buen tiempo pero es diferente a un buen día en España. Es un país muy lluvioso donde casi todos los días llueve. Y aunque yo no me puedo quejar de un invierno malo normalmente es un país frío y con nieve y hielo.

Creo que la experiencia au pair tiene una edad y que no todo el mundo puede ser au pair. Yo creo que esta experiencia se vive solo una vez pero si conozco gente que ha sido au pair varias veces en diferentes países. Eso depende de tí mismo.

Sobre si he mejorado mi idioma. El Holandés puedo decir que llego a entender alguna palabra o frase simple pero mi intención nunca ha sido aprender Holandés sino Inglés. Holanda es un país donde casi todo el mundo habla un inglés perfecto. Si que recomendaría a la gente que viene a aprender inglés que debe elegir una familia donde hablen inglés y no español. Quizá al principio sea todo más difícil, pero a la larga es mejor porque es como vas a mejorar tu inglés de verdad. Yo creo que cometí un error al elegir una familia que hablara español cuando lo que quería era mejorar mi inglés.

Sobre la agencia, aunque aquí en Holanda me llevaba otra agencia yo siempre he acudido a Laura cada vez que tenía un problema y siempre ha respondido a mis mails y mis llamadas de skipe. Desde aquí quiero darla las gracias porque me ha ayudado mucho y me ha dicho muchas veces las palabras que necesitaba escuchar para ser fuerte y seguir con la experiencia. Siempre he recibido su apoyo incluso estando ella fuera de sus horas de trabajo. Considero que quizá venir con agencia no sea totalmente necesario pero yo estoy muy contenta de haber venido con agencia porque sabía que tenía a alguien que me respaldaba y poder contarle todos mis problemas sin tener preocupar a mi familia.

Un saludo de una madrileña-holandesa.

Debora


Este espacio sigue abierto para tod@s aquell@s que nos queráis contar vuestra experiencia como Au Pair con nuestra agencia. 🙂